Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Política y sociedad’ Category

Cuando leo algunas declaraciones del Papa diciendo cosas como que hay que inculcar a la sociedad el mensaje radical del evangelio para combatir la mediocridad y el relativismo de la sociedad actual, el rechazo al cristianismo y la negación de la fe recibida; me pregunto cómo se puede negar el ataque directo al laicismo por parte de la Iglesia y cómo esta institución; depredadora histórica de derechos y libertades públicas, se puede considerar víctima de aquellos a quienes persigue y ha perseguido desde siempre de forma sistemática.

Y para colmo de males, tenemos que consentir que se nos llame violentos e intolerantes si protestamos contra esta situación y que se nos echen los antidisturbios encima si no dejamos de protestar. Menos mal que vivimos en un estado que se dice laico y aconfesional. ¿Y dicen que no es justificable en esta situación una manifestación en pos del laicismo?. Debería haber una al día, hasta que consigamos frenar este proceso que amenaza con hacernos perder lo que hemos conseguido, con mucho esfuerzo, en los últimos 35 años.

Read Full Post »

A toro pasado, me dispongo a exponer mi visión de lo que ha sido la visita del Papa Benedicto XVI a Santiago de Compostela.

Y creo que lo primero que conviene resaltar es lo que supuso para la ciudad. La visita del Papa se vendió como algo bueno de la ciudad; una forma de promoción y un empujón para el turismo y la hostelería que acabaría redundando en un beneficio general para todos los santiagueses. Por ello, quedaba justificado el gasto de 3 millones de euros que, como mínimo, ya que nadie habla del gasto real que supuso, ha realizado la Xunta en el evento. A esto hay que añadir, también sin cifras a día de hoy, el gasto que supuso para la Administración Local por la parte que le tocaba, que tampoco hubo de ser poco.

El resultado, catastrófico. De los 1.200 autobuses que se esperaban, tan solo llegaron entre 150 y 200. Por supuesto que quien controla los medios de comunicación y no le interesa que se sepa hasta qué punto fue un fracaso, no tiene pudor en engordar las cifras hasta los 400 autobuses, pero hubo quien estuvo contando los autobuses según llegaban y oiga, que la cosa no da para más. Esto traducido en afluencia de gente, dejaría la cosa en unas 25.000 personas, frente  a las 200.000 que se esperaban. Y para controlar a 25.000 personas, 6000 policías. Tocaba poco menos que a un policía para cada cuatro personas.

Y bueno, 25.000 personas es bastante gente aún así. Alguien podría pensar que decir que ha sido un fracaso es una exageranción; pero sinceramente, creo que lo fue.  Bruce Springsteeen, The Rolling Stones o Prince trajeron 35.000 personas, aún cobrando entrada y no trajeron más porque no cabían en el estadio. Este de gratis, ni se acercó a esas cifras. ¿Aspiraba el Papa a tener un poder de convocatoria equiparable al de una estrella de rock de segundo orden?.

Respecto a los hosteleros, que habrían de ser los grandes beneficiados de la fiesta, también lamentaron los resultados. La ocupación hotelera quedó en torno al 60%; algo normal en un día cualquiera del Xacobeo y más bien escasa para ser fin de semana. Por su parte, los restaurantes de la zona vieja que contraron camararos de refuerzo para poder dar servicio al aluvión de gente que se esperaba, tuvieron más bien los resultados propios de un lunes cualquiera, que de un sábado.

Pero hay un hecho más que pone de relieve el fracaso estrepitoso de la visita del Papa a Santiago y es la espantada generalizada que hubo en Santiago. Muchos santiagueses eligieron para ese día marcharse de la ciudad en lugar de quedarse a recibir a Su Santidad. Muchos, muchísimos. Tanto que los comerciantes locales hicieron uno de los peores días del año y el Ikea de A Coruña, uno de los mejores. La zona nueva, parecía una ciudad fantasma, ya que ni siquiera había coches circulando por ella.

Al final, como rezaban las banderas rojas que colgaban días antes de la visita del Papa desde algunas ventanas de la ciudad, los santiagueses no esperaban al Papa. Más bien, huyeron de él. Algo especialmente significativo teniendo en cuenta que Santiago es, junto con Roma y Jerusalén, una de las ciudades más importantes para el catolicismo en el mundo.

Y parece que el acto decepcionó incluso a muchos fieles que acudían a ver a su ídolo durante la “peregrinación” desde el aeropuerto y hasta la plaza del Obradoiro. Y es que el Papamovil hizo el trayecto bastante más rápido de lo que se esperaba. Tanto que mucha gente, ni siquiera se dió cuenta de que había pasado.

Ni siquiera se paró a ver la estatua que la ciudad le dedicó y que quedó instalada en el barrio de As Cancelas. Allí le esperaba la Real Banda de Gaitas de Ourense, venidos para la ocasión, para hacerle un solemne homenaje. Sin embargo, la celeridad conque el Papamovil realizó su recorrido los cogió de improviso con los fuelles de las gaitas vacíos. Se cuenta que tuvieron que hincharlos a toda velocidad y que para cuando pudieron empezar a tocar en condiciones, el Papamovil había pasado de largo sin siquiera aminorar la marcha.

Luego, a comer. Dicen que crema de grelos, jarrete y empanada. Y luego de la merecida siesta, llegó al Obradoiro en su vehículo.

Su discurso, el de la Iglesia más rancia y deleznable. Atancando a la República, a la democracia, a los derechos humanos y a la libertad religiosa recordó lo importante de los valores cristianos, de la familia tradicional y bueno, ese tipo de cosas de las que se hace eco la ultraderecha española cada vez que tiene ocasión.

En definitiva, un desastre. No sé a quién benefició la visita del Papa. Supongo que a sus seguidores.

Personalmente, lamento que la administración se haya volcado en este acto con semejante dispendio de fondos públicos, pero celebro que haya sido un fracaso. Está claro que el mensaje de Benedicto XVI ni ha calado en los santiagueses ni ha tenido el poder de convocatoria que muchos le otorgaban y visto cual era el mensaje, creo que es algo de lo que debemos sentirnos orgullosos.

Benedicto XVI; Mirlo Blanco de corazón negro, vete y no vuelvas, que por aquí no te queremos.

Por cierto, para finalizar este ladrillo, os recomiendo este post de Nacho Escolar:Roma no paga a pusilánimes. En él, el autor rebate con datos concisos y dificilmente contestables las acusaciones por parte del Santo Padre y de paso, de la Conferencia Episcopal, sobre el laicismo, el secularismo fuerte y agresivo y el anticlericalismo del Gobierno. Si laicismo es precisamente lo que nos falta.

ACTUALIZACIÓN 9/11/10

Añado a este artículo dos encuestas publicadas en El Correo Gallego; el periódico local más importante de Santiago.

¿Comparte las palabras del Papa comparando el laicismo de hoy con el de los años 30 ?

¿Valora positivamente a visita do Papa a Compostela? .

Read Full Post »

Creo que nos podemos alegrar de que finalmente, el parlamento de Cataluña haya decidido prohibir las corridas de toros, una de las tradiciones “españolas” de las que más deberíamos sentirnos avergonzados. Porque convertir la tortura y muerte de un animal en un expectáculo seguido y admirado por miles de personas es como para sentir vergüenza.

La prohibición de las corridas de toros han sido una pretensión de las asociaciones prodefensa de los animales desde hace décadas. No es la primera vez que se intenta llevar a una cámara, pero tan solo en dos ocasiones ha tenido éxito. En los años 80, se prohibieron en canarias y ahora, en Cataluña. La prohibición entrará en vigor en 2012. Una pena que haya que esperar tanto. Espero que el resto de las comunidades tomemos ejemplo y saquemos adelante iniciativas semejantes. En realidad, más que esperarlo, lo deseo.

Francamente, ni la gente que está a favor de las corridas de todos, ni los argumentos que he escuchado para defenderlas me merecen el menor respeto. Para mí convertir la tortura de un animal en un espectáculo es una aberración, por mucho que se quiera adornar o justificar.

Y es que los argumentos que utilizan con frecuencia los protaurinos son para darles de comer a parte:

¿Que se extingue el toro de lidia?. ¿De verdad quieren justificar la existencia de las corridas de toros porque garantizan la biodiversidad?.

Otro argumento que me sorprende es el de los que dicen “si no quieres ir a una corrida, no vayas, pero ¿porqué te molesta que vaya otro?. Pues oye, porque soy sensible al sufrimiento del animal. Me parece deplorable que alguien pueda disfrutar viendo como se desangra, pero en realidad, lo que me irrita es el trato al que se le está sometiendo al animal.

Pero es que ese razonamiento sería aplicable a las mayores atrocidades. “Si no te gusta la pornografía infantil, no hagas uso de ella pero ¿porqué te molesta que lo haga otro?”. Si digo esto, la inmediata es que alguien me salte con el “¡No compares!”. Comparo no porque sean problemas semejantes; está claro que no lo son. Pero sí me resulta incongruente la permisividad que se exige para una conducta atroz cuando en ese “¡no compares!” lo que se observa es que la persona es sensible hacia la niña que es explotada sexualmente pero tiene una total carencia de sensibilidad hacia el sufrimiento de un animal. Una falta de sensibilidad que supuestamente, debería aceptar con normalidad. Y la verdad es que no, no la acepto.

También hay gente que intenta comparar las corridas de toros con las cadenas de producción cárnicas, donde los animales nacen y crecen en un reducido espacio y se les ceba para ser sacrificados. Vamos, que si acepto que existan mataderos de pollos, no tengo derecho a quejarme de las corridas de toros. Otro argumento que convertido en norma de conducta conduciría al conformismo total y absoluto porque está claro que uno no tiene tiempo para protestar por todas las cosas que considera negativas en una sociedad. Es normal ser más sensible a unos temas que otros. Quien quiera ver hipocresía en ello, pues vale, pero el ser humano es así. Además, prefiero que se denuncie una injusticia de 1000 que hay, que que no se denuncie ninguna.

Para mí está claro que hay que mejorar las condiciones en que viven los animales de granja, pero el problema es muy diferente al de los toros. Comer es una necesidad y si no hubiera mataderos de pollos, sería imposible satisfacer la demanda de este alimento. Acepto que haya que matar para cubrir una necesidad, pero no por simple diversión. Para mí esa diferencia es La Diferencia.

Tampoco me parece razonable hablar de “recorte de los derechos civiles” como han hecho algunos. Desde el PP han llegado a decir que se margina socialmente a un sector importante de la población catalana. ¿Pero de qué van?. Simplemente se prohibe la práctica de una actividad. No creo que por ello nadie vaya a caer en la “marginalidad”.

Por otro lado, en cualquier sociedad, existen unos principios básicos que recortan los derechos civiles de sus miembros. Principios que se traducen en normas y por supuesto, en prohibiciones. Esta no sería diferente de muchas otras.

Y en ese insistente empeño de la derecha de deslegitimar la decisión del parlamento catalán, me ha sorprendido que digan que en realidad el rechazo a los toros se debe a esa actitud de los nacionalistas por despreciar todo lo que tenga que ver con España. Vamos a ver señores; Cataluña es a todas luces una de las comunidades autónomas donde más arraigadas están las corridas de toros. Forma parte de su cultura. ¿De qué forma el prohibirlas supondría “despreciar a España”.
Me ofende incluso a título personal que esta gente considere que las corridas de toros me representan como español en modo alguno. Especialmente cuando somos muchos los españoles que estamos en contra de esta aberración. Probablemente, la mayoría.

Y dejo ya de despotricar, que menudo ladrillo acabo de largar. Como para que lo lea alguien. Solo me queda reiterar que me siento satisfecho con la decisión del parlamento catalán y que me gustaría que fuera el principio de algo más grande.

Read Full Post »

Viva la república

14 de abril, aniversario de la proclamación de la Segunda República.

Vamos a por la tercera.

Read Full Post »

Parece mentira que con todo lo que está pasando, lo primero sobre lo que se me ocurre escribir en tres meses sea sobre esto. Pero bueno, es todo cosa del momento. Me apetece escribir y el tema de la Rosa Díez me lleva dos días carcomiendo por dentro, más por lo absurdo del tema, que por su trascendencia, que en realidad es poca.

La mujer esta nunca había merecido mucha credibilidad para mí.  No me parecía otra cosa que una trepa escindida del PSOE porque no le dejaban subir hasta el peldaño que ella aspiraba. A partir de ahí se junta con cuatro gatos y crea un partido político que se hace llamar “Unión, Progreso y Democracia”; muy unido, muy progresista y muy demócrata. El partido de las cosas bonitas, vaya. O al menos, eso es lo que dice ella.

Y de pronto, sale a la calle diciendo cosas como “¿no estás cansado de tanto nacionalismo y tan poca democracia?”. Y ahí la tenemos, enarbolando la bandera de la lucha contra el “nacionalismo radical”,que básicamente para esta señora, es cualquier forma de nacionalismo existente. De esta forma, consigue atraer a unos cuantos incautos que, quemados -con razón, todo hay que decirlo- de que sean los partidos políticos de corte nacionalista los que están condicionando la política estatal, deciden seguirla como única alternativa al PP en esa actitud tan suya que raya en la xenofobia y que poco tiene que ver con la democracia, con el progreso y desde luego, nada tiene que ver con la unión de nada.

Durante la época de la crispación política que vivimos desde el inicio de lo que llamo “la Era Aznar”, esta señora se benefició y mucho del enfrentamiento PP-PSOE, dedicándose a repartir guantazos dialécticos a unos y otros sin tener que responder ni dar cuenta nunca de nada. Al fin y al cabo, ¿a quién le preocupaba la trepa y sus cuatro gatos?.

Pero siempre llega un momento en que un político comete una torpeza y hay una cámara grabando.  Fue hace apenas dos días que Rosa Díez decidía, desafortunadamente para ella y para todos los gallegos, utilizar precisamente este gentilicio como insulto para referirse a Zapatero y a Rajoy. En el caso de Zapatero, lo hizo sin ningún tapujo diciendo que era gallego “en el sentido más peyorativo” del término y de Rajoy, se limitó a decir que “es gallego”.

Pero bueno, vedlo vosotros mismos

Pues muy bien, Doña Rosa. Estupendo; justo cuando al fin parece que hemos conseguido desterrar del diccionario de la RAE el significado de “tonto” para nuestro gentilicio, va usted y se cubre de gloria. Luego nos enteraríamos de que ella “no quería insultar”, ella lo que quería decir de Zapatero es que “nunca se sabe si sube o si baja”. Vamos, que no, no nos estaba llamando tontos, nos estaba llamando falsos.

Al día siguiente, mensajes de protesta de gallegos indignados surgen a puñados en los medios, blogs y hasta en la propia página de UPyD.

Y lejos de retractarse, la mujer no tiene nada mejor que decir que “hay que tener sentido del humor” y que no entiende como han montado todo ese revuelo a su alrededor, que también había usado “bilbainada” como sinónimo de “chulería”, lo cual demostraba que no tenía ningún prejuicio contra los gallegos. Que sus palabras no suponían ningún insulto y que eran perfectamente adecuadas en un contexto coloquial. Y sus compañeros de partido, por aquello de no quedarse callados, cierran filas en torno a ella.

Y lo peor de todo y lo más irónico del caso, es que con su metedura de pezuña, la Díez le ha hecho un favor de los grandes a aquellos que tanto detesta. Sus seguidores estarán satisfechos.

Miedo me da que realmente haya 50.000 personas en España que como esta mujer, piensen que es adecuado que un político tenga el mal gusto de usar términos como gallego o bilbaino en sentido peyorativo y que lleguen a considerarlo incluso, algo cómico.

Por mi parte y de ahora en adelante, usaré “Rosa Díez” y “UPyD” en el sentido más peyorativo del término.

ACTUALIZADO A 26/02/10

Espera, espera, que aún hay más. Si es que ahora va a ser la señá Rosa esta ofendida y todo. Mirad qué perla.

« El significado coloquial de ‘gallego’ en sentido peyorativo es el de alguien que no se pronuncia y elude comprometerse. Es peyorativo pero no despectivo. Se usa en el castellano coloquial del mismo modo que docenas de expresiones comparables como ‘trabaja como un negro’ o ‘austero como un castellano’, ‘chulo como un madrileño’, ‘testarudo como un baturro’, etc. Y no son insultantes, sino figuras retóricas del lenguaje. Se pueden eliminar, pero no es fácil si se usa un lenguaje coloquial, directo, como el de la calle, que precisamente es el contexto de una entrevista. No es una declaración política. Y ofenderse por esto es una muestra de intolerancia, complejo de inferioridad o perturbación nacionalista. Un cordial saludo. Información UPyD»

Menuda rosadiez.



Read Full Post »

31 de agosto: Cayo Lara explica al Rey los planes de Izquierda Unida para lograr la III República

11 de septiembre: Chavez pregunta al Rey si se ha dejado barba “como Fidel Castro”

14 de septiembre: Evo Morales llama “República” a España y “Canciller” a Moratinos

15 de septiembre: De nuevo Evo Morales, refiriéndose al Palacio Real: “Nunca pensé que estaría en un centro que antes servía para invadir y ahora para recibir al invadido”

Sin duda este va siendo un buen mes para Don Juan Carlos. 😉

Read Full Post »

Estamos ya en la recta final de la camapaña electoral para las elecciones gallegas y una vez más, no sé que hacer con mi voto. Sigue sin convencerme ninguno de los candidatos, ninguno de los discursos y ninguno de los programas. En realidad, esta campaña ha servido para acabar de convencerme de que los programas electorales ya no existen.

Y es que después de echar un vistazo a los programas electorales de los cuatro principales partidos – los cuatro únicos que se han molestado en hacer campaña – no he visto más que vaguedades. Si, todos dicen más o menos lo mismo: vamos a mejorar la economía, vamos a fomental el empleo,…pero nadie dice cómo lo va a hacer, qué recursos va a destinar o qué partidas presupuestarias van a verse reducidas para ello.

Y en cuanto al discurso, no podría ser más desalentador. Tenemos un PSOE que pide otros cuatro años para seguir con su cambio sobre el cambio que en cuatro años apenas se ha llegado a percibir; un BNG que recupera su discurso nacionalista más rancio y sectario para buscar la confrontación contra España que les permita recuperar “o que é noso”, un PP que dice que va a “modernizar” galicia, algo que estuvo bien lejos de conseguir en las dos décadas de gobierno y un UPD que como todo objetivo se plantea algo tan estéril por sí mismo como hacer frente al nacionalismo.

Añadir a todo este panorama una serie de sucesos tremendamente desagradables y que nunca deberían suceder en democracia, como la falsificación de carteles para hacer mofa del PSOE y de su candidato, las acusaciones sin pruebas sobre el coste de sillas y demás mobiliario o el “mitin forzoso” del BNG al que pretendieron obligar a asistir a un grupo de ancianos, haciéndoles pagar 15 euros con el pretexto de la organización de una excursión a Portugal.

Todos estamos acostumbrados a cierto nivel de hipocresía en lo que respecta a la política, pero creo que esto sobrepasa todo límite.

En fin, me vuelvo a ver en la disyuntiva de no ir a votar, de si votar en blanco o de si votar al menor de los males, sin saber aún cual es. Supongo que decidiré en el último momento y que sea cual sea mi decisión, no me va a dejar satisfecho. Es lo que tiene la política en los días que corren.

Read Full Post »

Older Posts »