Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 marzo 2008

Director: Rodrigo Cortés.
Productor: Douglas Wilson, Luis Collar, Julio Fernández, Pancho Casal, Ignacio Salazar-Simpson.
Reparto: Miryam Gallego, Leonardo Sbaraglia, Luis Zahera, Myriam De Maeztu, Fernando Cayo, Chete Lera
Año:2007
Duración: 01:30:00
Género: Intriga
País: España

Hace una semanas ví finalmente esta película que reconozco, me había llamado la atención cuando se estrenó por lo original de su planteamiento y tengo que decir que no me defraudó.

La película nos cuenta la historia de Martín Circo Martín (Leonardo Sbaraglia), un joven profesor asociado de Historia de la Economía que se convierte de la noche a la mañana en millonario después de ganar el mayor premio jamás concedido en la Historia de la Televisión. Más de tres millones de euros en premios, parte en metálico y parte en especie. Cuando apenas ha tenido tiempo de disfrutar de su buena fortuna, recibe una comunicación de Hacienda en la que se le reclama la mitad de sus ganancias en concepto de impuestos.

Así, entre lo caro que le resulta mantener su nuevo nivel de vida y el azote de la Hacienda Pública, Martín se ve atrapado en una trampa del sistema. Desesperado, recurrirá a Edmundo Figueroa, un viejo y excéntrico economista en busca de ayuda.

Aparte de que la idea de la que parte la película me parece estupenda, me ha sorprendido lo coherente que resulta su desarrollo y la forma en el que el protagonista llega a meterse en semejante embolado en apariencia tan subrrealista.

Como suele suceder en la mayor parte de las películas españolas, fallan un poco los actores, aunque Leonardo Sbariaga y Chete Lera dan la talla y creo que eso es suficiente para que la película funcione.

En resumen, creo que Concursante es una película que sorprende al expectador, con mucha tensión, momentos para el humor y para el drama, con un desarrollo muy bien hecho que obliga a estar pendiente de la pantalla en todo momento.

Además, el director y guionista ha aprovechado para hacer un análisis de como funciona la economía desde un punto de vista muy crítico, hasta el punto que por momentos parece que es precisamente este el objetivo final de la película. Este análisis toma forma a través de diversos monólogos y diálogos de varios de los personajes y muy especialmente, de Edmundo Figueroa (Chete Lera), el excéntrico economista que ayuda a Martín. Aunque solo fuera por esto, creo que esta película debería ser de obligado visionado en institutos y facultades de economía.

De toda la película, me quedo precisamente con este monólogo , en el que el Señor Figueroa explica a Martín como funciona el dinero.

Parece que a alguien más le ha llamado lo suficiente la atención para subirlo a Youtube, así que me ha ahorrado el trabajo. Gracias.

Read Full Post »

Director : Peter Hedges
Productor: Jonathan Shestack, Brad Epstein
Duración: 01:38:00
Reparto :Steve Carell, Juliette Binoche, Dane Cook, Dianne Wiest, John Mahoney, Emily Blunt, Alison Pill, Brittany Robertson, Amy Ryan, Jessica Hecht
Género: Comedia romántica.
País: Estados Unidos.

No soy muy dado a ver comedias románticas. La verdad es que no me suelen atraer demasiado, ya que con frecuencia me resultan repetitivas y sin aliciente alguno. Pero tampoco soy de los que se cierran en banda, así que ayer fui a ver al cine está simpática comedia, en la linea de Los Padres de Ella, aunque más comedida. La otra opción era 10.000, así que creo que he salido ganando.

La historia no es nada del otro mundo. Dan, un escritor viudo y con tres hijas con las que no acaba de conectar, se va a pasar el fin de semana a casa de sus padres, donde habrá una gran reunión familiar en la cual, entre otras cosas, su hermano Mitch presentaría a su nueva novia. Al llegar, se va a dar un paseo y conoce en una librería a Marie, una mujer por la que en seguida siente una atracción irresistible. La cosa no pasa de un café y un rato de conversación agradable, pues ella le confiesa que está saliendo con otra persona.

Cuando llega acasa, Dan descubre que la misteriosa novia de su hermano, no es otra que Marie.

Con este punto de partida tan predecible y con Julliete Binoche de por medio, no esperaría una comedia tan entretenida y que incluso me arrancó más de una carcajada. El mérito, principalmente lo atribuyo sobre todo a un guión bien desarrollado, con buenos diálogos y personajes bien desarrolados y a un conjunto de actores de entre los que destaco sobre todo a Steve Carrell, que interpreta a Dan; a las tres niñas y John Mahoney y Diane West, que interpretan a los padres de Dan.

Mención especial también para la banda sonora, a cargo de Sondre Lerche.

Read Full Post »

Pues hace ya mucho que no dedico unas lineas a comentar algún juego de mesa y no es porque haya dejado de jugarlos, sino por pereza, más que nada.

Voy a intentar retomar este, así como otros temas que eran habituales en esta y en mis anteriores bitácoras y no se me ocurre mejor forma de hacerlo que comentando este estupendo juego de tablero de Fantasy Flight Games; una compañía que no deja de sorprenderme con sus productos.

Con Starcraft, Christian T Petersen y Corin Koniezcka, retoman la temática de uno de los más clásicos y aclamados juegos de estrategia en tiempo real para ordenador, para crear un juego de tablero táctico que recoge todo el sabor de aquel, aunque poco tiene que ver en realidad a la hora de jugarlo.

Presentación y despliegue.

Lo primero que llama la atención del juego es la presentación. La caja es realmente enorme y su contenido justifica los 60 euros que aproximadamente puede costar el juego.

En primer lugar, tenemos las piezas de cartón independientes con forma de planetas y que se van uniendo entre sí para formar en cada partida un tablero de juego diferente, así como ocurre con otros juegos, tipo Descubridores de Catán y demás.

Como podreis apreciar, se trata de uno de esos juegos para los que hace falta mucho, pero que mucho espacio.

Además, encontraremos 6 bandos diferentes. Dos por raza, incluyendo a las facciones del juego básico de ordenador y las que que aparecieron en las diferentes ampliaciones. Cada bando, con sus propias figuras de plástico, realizadas con todo detalle y que representan con total fidelidad a las diferentes unidades que podíamos ver en el juego de ordenador.

Cada facción además, cuenta con dos mazos de cartas (combate y tecnología), diversos contadores y marcadores y plantillas de facción que explican claramente las peculiaridades de cada una de ellas y las condiciones de victoria específicas, etc.

Además, hay un mazo de cartas estratégicas que van a ser las que marquen la duracción máxima de la partida.

Una partida de Starcraft, comienza con la configuración del tablero. Para ello, cada jugador recibe dos planetas diferentes. El jugador que empiece debe disponer uno de ellos sobre el tablero. El siguiente debe unir uno de sus planetas al anterior, utilizando una pieza de nexo que permite unirlas como si fuese un puzzle. Cada vez que pones una ficha, tienes opción de desplegar tu base en alguno de los diferentes sectores del planeta que acabas de poner. Cuando el último jugador pone su pieza, inmediatamente pondrá la siguiente y se seguirá la ronda en sentido inverso hasta volver al primer jugador.

Dos planetas sin destroquelar. Uno con cuatro sectores y uno con tres.

En cada planeta puede haber de 2 a 4 sectores diferentes. Cada uno de ellos pueden contener, o bien una fuente de recurso (mineral o gas) o bien un contador de puntos de victoria (los círculos rojos que vemos en la imagen). Además, indican el máximo número de tropas que puede haber en él (círculos amarillos).

Situada las bases de cada jugador, se despliegan las tropas iniciales y comienza el juego.

Desarrollo

En cada turno de juego, cada jugador ha de asignar uno a uno y por rondas, cuatro marcadores de acción boca abajo a alguno de los territorios que configuran el tablero. Para ello, deberá tener en cuenta que solo puede asignar contadores a planetas en los que tenga una base o adyacentes a una base.

Las órdenes posibles son las siguientes:

-Movimiento: Se asigna a un planeta y permite mover tropas tanto dentro del planeta, como provenientes de un planeta vecino. Para mover las tropas, el jugador deberá disponer de un transporte que se sitúa en la pieza de nexo o en uno de los contadores de agujero de gusano que pueden conectar dos planetas que, aún estando separados, se consideran adyacentes.

-Construcción: Permite crear todo tipo de unidades, trabajadores, bases, edificios, módulos, etc. Para ello, debemos disponer de recursos (gas y mineral). Este se obtiene controlando las zonas de producción. Se considera que controlas una zona de producción si dispones de una base en el planeta donde está la zona de producción y si esta no está ocupada.

Los recursos, pueden proceder de tu reserva de facción, que es una cantidad fija por turno o de planetas dominados.

A la hora de gastar recursos, debes trasladar un trabajador por recurso gastado sobre la carta de recursos o sobre el marcador de la reserva de tu facción. De esta forma, los trabajadores funcionan como contadores para marcar los recursos gastados. Pero ojo, tienes que crear los contadores para poder gastarlos.

Investigación: Este contador tiene tres efectos.

  • Coges una carta estratégica y la guardas, sin mirarla.
  • Coges tres cartas del mazo de combate
  • Desarrollas una tecnología (si quieres). Debes pagar su coste y te permitirá añadir un nuevo tipo de carta de combate al mazo de combate. Esto te permite optimizar el mazo de combate y entre otras cosas, especializarte en el uso de aquella unidad que más te guste.

Existen 6 marcadores de acción básicos (dos de cada tipo) y uno tres extra, marcados en amarillo (uno de cada tipo) que se pueden utilizar si se desarrolla un módulo determinado.

En caso de que dos jugadores asignen un marcador de acción sobre un mismo planeta, el segundo jugador debe situar su marcador sobre el marcador del primero, tapando este. Esto es importante, como veremos a continuación, para determinar el orden de resolución de las acciones.

Una vez desplegados todos los marcadores de acción, el jugador inicial debe realizar una de sus acciones visibles. Esto es, que no esté tapada por un marcador de acción de otro jugador. Ya os podeis imaginar lo que supone esto. El jugador descubre su ficha y realiza su acción, hecho lo cual, pasaría el turno al siguiente jugador y así sucesivamente, hasta que se hayan implementado todas las acciones. En caso de que un jugador en un momento determinado, no tenga una acción a la vista, deberá pasar el turno cogiendo una carta estratégica. No obstante, podrá realizar las acciones que le queden por hacer, una vez se vayan descubriendo.

Combate

Starcraft es un juego claramente orientado al combate y que en general, beneficia al atacante. Esto hace que sea un juego muy dinámico y ágil. Los combates, se resuelven de la siguiente manera.

El jugador atacante dispone la formación de combate cogiendo las piezas del defensor y emparejándolas una a una con sus piezas. Si alguno de los dos bandos tuviera más piezas que el otro, podría formar una segunda linea de combate situando cada una de estas piezas detrás de una de las piezas de la primera linea.

A continuación, cada jugador debe asignar carta de combate a cada linea de combate. Estas cartas, le asignan un factor de ataque y defensa determinados a la unidad. Si hay tropas de apoyo, estas conceden un bonificador al ataque. Se comparan los factores de ataque y defensa de cada unidad de forma que si en cada linea, los puntos de ataque de un jugador, superan los puntos de defensa del otro, la unidad muere.

Se considera que un territorio es conquistado, si al final del combate no quedan unidades del jugador defensor sobre el mismo. Si queda aunque solo sea una, el jugador atacante habrá de retirarse.

Ejemplo de formación de combate

Terminadas de resolver las acciones, toca la fase de resolución del turno en la cual, se cuentan puntos de victoria, se comprueba si alguno de los jugadores ha reunido sus condiciones de victoria específica y se hacen ajustes diversos.

Es también el momento de mirar tus cartas estratégicas. Una vez leídas, podemos quedarnos con una, debiendo deshechar el resto. Estas cartas conceden ventajas al jugador, que según el caso, se ejecutarán en el momento o en un momento posterior de la partida, según desee el jugador.

El primer jugador del siguiente turno, será el jugador situado a la izquierda del actual.

Victoria

En Starcraft, hay dos formas de ganar el juego: por puntos, si al final de un turno, un jugador consigue sumar 15 puntos, o por reunir las condiciones de victoria específicas de tu facción, que incluyen según el caso, condiciones tales como conquistar dos planetas por completo, controlar 6 fuentes de recursos diferentes, etc.

Los puntos de victoria, son acumulativos, de forma que si un jugador controla tres puntos de victoria estos puntos se sumarán cada turno acumulándose a los que ya tuviera. Para controlarlos es requisito necesario y suficiente tener tropas sobre ellos a final de turno.

Imagenes tomadas de Boardgamegeek.

Read Full Post »

Creo que no acabo de pasar la resaca electoral porque no se me ocurre mucho sobre lo que escribir, así que vamos con otra receta.

Esta ha sido la primera vez que intento hacer croquetas y la verdad es que quedé muy satisfecho con el resultado, sobre todo porque creo que la mezcla de setas y atún le da un sabor original y muy sabroso. Además, se puede hacer en cualquier momento ya que los ingredientes se pueden tener siempre a mano.

Ingredientes

    150 gramos de setas

    150 gramos de atún de lata (en aceite o al natural)

    pimienta

    una pastilla de caldo (pollo o verduras)

    una pizca de tomillo.

    1 huevo

    pan rallado.

    Otro poco de harina para el rebozado.

    Y para la bechamel:

    2 medidas de leche (vaso de 250 ml, por ejemplo)
    1 medida de agua
    1 medida de harina
    Unos 100 gramos de margarina

    Preparación

    Cortamos las setas muy finas. Si son en conserva, las escurrimos bien y las ponemos un rato sobre un plato con papel de cocina absorvente para que suelten toda el agua. Escurrimos bien y desmenuzamos el atún y lo ponemos todo en una sartén a rehogar añadiendo un poco de pimienta y el tomillo.

    Mientras, en una pota ponemos un poco de margarina a fuego medio. Cuando se haya fundido por completo, añadimos la harina y separando la pota del fuego, removemos rápidamente con una espátula de madera hasta formar una pasta bastante densa y sin grumos. Si nos falta líquido para la mezcla, podemos añadir un pequeño chorro de leche caliente de la que tenemos reservada. Cuando esté bien ligada la mezcla, devolvemos al fuego y añadimos la leche caliente, aderezamos con pimienta y añadimos el dado de caldo desmenuzado. Seguimos mezclando hasta que coja consistencia. Recomiendo hacerlo con unas varillas de cocina porque esto nos ayudará a deshacer los grumos que hayan podido quedar. La masa debe quedar bastante más espesa que una bechamel corriente pero tampoco os paseis, daos cuenta de que al enfriar la masa se endurecerá.

    Cuando esté lista la bechamel, añadimos las setas y el atún y mezclamos bien.

    Ahora pasamos toda la pasta a una bandeja estirándola bien y la dejamos enfriar. Con una hora o dos debiera llegar.

    Cuando ya esté bien fría, encendemos la freidora y nos disponemos a amasar las croquetas. Nos embadurnamos las manos de harina, cortamos un cacho de masa, lo pasamos por harina y le vamos dando la forma. Luego pasamos por huevo batido y finalmente por pan rallado. Repetimos esta operación hasta haber acabado con toda la masa.

    Cuando el aceite esté bien caliente (180 grados aproximadamente), echamos las croquetas y dejamos que se frían hasta que por fuera estén bien doradas. Si observais que empiezan a abrirse, es mejor que las saqueis cuanto antes aunque no hayan acabado de dorarse.

    A medida que las vamos haciendo, las retiraremos con una espumadera dejándolas escurrir bien y las pasamos a una fuente con una tira de papel de cocina para que acabe de absorver el aceite sobrante.

    Observaciones:

    -Podeis echarle más setas y más atún del que indico en la receta, o hacerlas con otros ingredientes, ya que el procedimiento viene a ser el mismo, pero no os recomiendo que las lleneis demasiado. La gracia de las croquetas está en que la bechamel esté cremosa y suave, con sabor y con algún tropezón, pero sin pasarse pues muy probablemente, nos quedarán demasiado fuertes.

    Otra cosa que le va bien a las croquetas, es cocer uno o dos huevos y añadirlo a la bechamel cuando ya esté hecha picado muy fino y mezclarlo para que se reparta bien.

    -¿Por qué se abren las croquetas al freirlas?.Puede deberse a varias cosas:

    • -Que la bechamel esté demasiado suelta. Para otra vez, dejaremos que se haga más para que reduzca bien.
    • -Que no estén bien rebozadas. Hay que procurar que el rebozo cubra bien toda al croqueta. Para evitarlo pues eso, rebozadlas bien.
    • -Que la temperatura del aceite esté demasiado baja. La solución es obvia: más calor. También es posible si se echan muchas a la vez o muy seguidas las tandas, que pueda descender la temperatura del aceite, así que tratad de evitarlo.
    • -Que estemos utilizando poco aceite. Es recomendable utilizar abundante aceite de forma que este cubra totalmente la croqueta mientras se fríe.

    Read Full Post »

    La verdad es que esta receta se puede utilizar como base para hacer berenjenas rellenas de cualquier otra cosa. Basta con cambiar el relleno y listo, pero tengo que decir que este está muy bueno.

    En cuanto a su elaboración, parece algo compleja pero se lleva bastante bien. A mí me llevó una hora hacerla, lo cual siendo la primera vez y teniendo en cuenta que fué algo bastante improvisado, no me parece tanto.

    Ingredientes. (4 personas)

    2 dientes de ajo

    1 cebolla mediana

    2 o 3 berenjenas (dependiendo del tamaño)

    Gambas peladas (400 gramos)

    Setas (400 gramos)

    Albahaca, dos cucharaditas

    Pimienta negra, dos cucharaditas

    Sal al gusto.

    Queso en lonchas fundente: gouda, havarti, emental, chedar… (400 gramos)

    100 ml de brandy

    1 tomate

    Para la salsa Bechamel:

    4 cucharadas soperas de aceite.

    2 cucharadas de harina.

    1/2 litro de leche.

    Preparación

    Ponemos a precalentar el horno a 200 grados.

    Cortamos a la mitad transversalmente las berenjenas y practicamos varios cortes profundos sobre la pulpa, aunque con cuidado de no romper la piel. Las untamos por la parte interior con un poco de aceite ayudándonos con un picel de cocina y las metemos en el horno durante 20 minutos.

    Mientras se hacen, vamos picando la cebolla y los ajos y los ponemos a fuego medio en una sartén amplia.

    Cuando la cebolla haya comenzado a cambiar de color, añadimos las gambas (si son congeladas, descongeladlas primero para no añadir agua a la mezcla). Salteamos un par de minutos, añadimos el brandy y flambeamos hasta que se haya consumido el alcohol.

    Añadimos las setas, salpimentamos y añadimos la albahaca.

    Mezclamos todo bien y dejamos que se siga haciendo a fuego medio.

    A estas alturas, ya debería haber acabado de hacerse las berenjenas, así que las sacamos del horno y las dejamos enfriar un rato para poder manipularlas sin quemarnos.

    Mientras tanto, vamos a hacer la bechamel.

    Echamos el aceite en una pota y dejamos que se caliente. Cuando esté bien caliente, añadimos la harina y separando la pota del fuego, removemos rápidamente con una espátula de madera. Cuando esté bien ligada la mezcla, devolvemos al fuego y añadimos la leche, a ser posible caliente, aderezamos con pimienta y un toque de nuez moscada y seguimos mezclando-si es posible con unas varillas de cocina-hasta que coja consistencia. Debe quedar bastante espesa para que el relleno nos quede espeso.

    Añadimos la bechamel a la mezcla para el relleno, retirando previamente del mismo el exceso de líquido si lo hubiese. Mezclamos bien y dejamos que se siga haciendo un rato más.

    Si las berenjenas se han enfriado ya lo suficiente, procedemos a vaciarlas con ayuda de una cuchara y si es necesario, de un cuchillo, aunque en realidad sale bastante bien.

    La pulpa la cortamos o la esmagamos bien con ayuda de un tenedor y la añadimos a la mezcla para el relleno, removiendo bien para que quede bien repartida.

    La piel de la berenjena, completamente vacía nos va a servir a modo de cuenco (decíamos que ibamos a hacer berenjenas rellenas ¿no?). Las volvemos a poner en la bandeja del horno y cuando el relleno acabe de hacerse, cosa que habremos conseguido cuando tenga la consistencia de una pasta espesa, procedemos a rellenar ayudándonos de un cucharón de cocina.

    Ahora cortamos el tomate en medias rodajas y las distribuimos sobre las berenjenas, cubrimos con el queso en lonchas y metemos en el horno durante 10 minutos de nuevo a 200 grados, añadiendo grill durante los dos últimos minutos.

    El resultado debería ser el de la foto. El queso queda tostado y el tomate, bien hecho.

    Finalmente, os sugiero otras mezclas para el relleno:

    -Atún, cebolla y pimiento verde

    -Calabacín, setas, pimiento rojo

    -Carne picada, cebolla, pimiento

    -Cebolla, setas, jamón serrano (o bacon)

    -Cebolla, bacalao, pimiento rojo.

    En cualquiera de los casos, os recomiendo mantener la bechamel ya que va muy bien para ligar la mezcla y que luego no se desparrame. Si no os gusta o os parece que hace el plato demasiado pesado, podeis cambiar la bechamel por tomate triturado o salsa de tomate pero debeis dejar que reduzca bien y probablemente, añadir un poco de harina de maíz u otro espesante para que coja consistencia. No olvideis tampoco echar la obligada cucharadita de azúcar que debemos añadir siempre que usemos tomate triturado en un plato, para contrarrestar la acidez.

    Read Full Post »

    Contestación del arzobispado a mi declaración de apostasía:

    Estimado Don Blagdaros:

    Acuso recibo de atenta solicitud de 7 de marzo, y le informo que el Vicario General ha dado orden al Párroco de San Jorge de A Coruña, para que proceda a extender una nota marginal en el asiento de su bautismo, expresiva de que usted ha dejado voluntariamente de pertencer a la Iglesia Cat´ñolica por acto formal de apostasía. tan pronto se reciba confirmación oficial de que dicha anotación ha sido realizada, el vicario General le enviará un oficio comunicándole que contempla el Código de Derecho Canónico: exclusión de los sacramentos, privación de las exequias eclesiásticas, exclusión del encargdo de padrino para el bautismo y confirmación y necesidad de licencia del Ordinario del lugar para la admisión al matrimonio canónico.

    Con esto se dará cumplimiento igualmente a lo indicado en el artículo 16 de la Ley Ogánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal.

    Respecto a la destrucción de toda referencia a su persona en nuestros ficheros y archivos parroquiales, debo indicarle que sus datos personales no figuran en ninguna de nuestras bases de datos o fichero del Arzobispado, tan solo en los libros de registro sacramentales de la parroquia. Sin embargo, los libros de registro de las parroquias dan fe de hechos objetivos ocurridos: bautismo, confirmación, matrimonio, etc. Son libros de actas y según el derecho no puede ser alterada ninguna de sus inscripciones, como muy bien reconocen los propios tribunales de justicia y l Agencia Española de Protección de Datos.
    Eso de todas formas no afecta para nada a la libretad de las personas, ni es indicativo de que la persona, en el momento presente, pertenezca a la Iglesia Católica, porque la interesada puede en todo momento adpotar la decisión que estime más oportuna respecto a su estado, tanto dentro como fuera de la Iglesia.

    Aprovecho la oportunidad para saludarle cordialmente y quedar a su entera disposición.

    Elisardo Temperán

    Canciller-Secretario.

    Dicho de otro modo, que ponen una nota al margen en mi partida de bautismo, pero de borrarme de sus registros, nanay de la China. Dudando aún que esto se ajuste a derecho,  la pregunta que me hago es, ¿como son capaces de saber el número de feligreses que hay en España si no disponen de una base de datos en la que figuren los mismos?. O la tienen y mienten al decir que no la tienen, o no la tienen y mienten al dar sus datos sobre número de feligreses y porcentajes de población que profesan la religión católica.

    Por mi parte, he puesto esta comunicación en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos para ver si me pueden decir si esta resolución efectivamente se ajusta a derecho.

    Falta también la confirmación de la parroquia de que se ha hecho efectiva la anotación de apostasía.

    Read Full Post »

    Ingredientes: (3-4 personas)

    Filetes o lomos de merluza sin espinas, 400 gramos

    El zumo de medio limón.

    Gambas peladas, 200 gramos

    Champiñones, 300 gramos.

    Una patata (200-300 gramos)

    1 cebolla

    Perejil

    Un vaso de vino blanco

    Caldo de pescado o de verduras, un dado

    Leche, 100 ml.

    Harina de maíz, 2 cucharadas soperas.

    Aceite de oliva, 3 cucharadas soperas.

    Preparación

    Salpimentamos la merluza y le añadimos el zumo de medio limón. Reservamos.

    En una cazuela, ponemos el aceite y calentamos a media potencia.

    Pelamos la cebolla, la cortamos en cuadraditos (brunoise) y ponemos en el aceite ya caliente junto con el perejil picado fino.

    Mientras se pocha la cebolla, vamos pelando las patatas y las cortamos en láminas no muy gruesas. Cuando esté pochada la cebolla, las añadimos y las rehogamos por unos minutos junto con la cebolla y el perejil. Añadimos el vaso de vino y el dado de caldo de pescado o verduras disuelto en agua y dejamos a fuego medio durante 15 minutos.

    A continuación añadimos el pescado escurrido, los champiñones y las gambas. Si hay, como sé que habrá por ahí algún alérgico al marisco de pata, se pueden sustituir las gambas por almejas. ;-). Regamos con la leche y las dos cucharadas de harina de maíz. Dejamos a fuego medio durante 10 minutos. La harina de maíz debería provocar que la salsa ligase. Si no es suficiente, podemos añadir un poco más, pero sin pasarse.

    Observaciones:

    Antes de retirar, podemos comprobar el punto de cocción, pues dependiendo de la calidad de la patata, es posible que le haga falta un poco más de tiempo.

    En lugar de merluza, podemos preparar este plato con algún otro pescado. Sospecho que con rape o rodaballo puede dar un resultado estupendo.

    También tengo pendiente de probar a usar un jerez seco en lugar del vino corriente, pues creo que le podría quedar mejor. En este caso, debemos echar menos cantidad porque es un vino bastante fuerte. Para compensar la falta de líquido, añadiremos más caldo.

    Read Full Post »

    Older Posts »