Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/01/08

De nuevo a vueltas con este tema. Parece mentira.

Y no, esta vez no ha sido ningún político oportunista buscando una forma de meter su rancia moralina en el himno con calzador. Esta vez ha sido el Comité Olímpico Español. Parece ser que no les convence que el himno no tenga letra y sus deportistas tengan que tararearlo cuando suena.

Por eso han estado buscando una letra adecuada para el himno y finalmente, de las siete mil presentadas, se han decantado por esta:

¡Viva España!

Cantemos todos juntos

con distinta voz

y un solo corazón;

Ama a la Patria

pues sabe abrazar,

bajo su cielo azul,

pueblos en libertad;

¡Viva España!

desde los verdes valles

al inmenso mar,

un himno de hermandad;

Gloria a los hijos

que a la Historia dan

justicia y grandeza

democracia y paz.

El himno será presentado oficialmente el 21 de enero, cuando el tenor Plácido Domingo lo interprete por primera vez en Madrid, acompañado por la orquesta sinfónica de la Comunidad Autónoma de Madrid.

Decía Paulino Cubero, el autor, que con esta letra pretendía que todos la pudiéramos cantar sin ver en ella un reflejo de determinada idea política, cosa que veo complicado cuando empezamos ensalzando el amor a la patria que como no, ha de ser la patria española. A ver, que a estas alturas andar por ahí ensalzando el amor patrio suena a lo que suena y da un mal rollo que tira para atrás. Sobre todo con lo controvertido que resultan hoy en día conceptos como el de España y el de patria.

Y parece que de momento, esta nueva letra no ha gustado, ni a políticos, ni a compositores.

Que no hombre, que no.  Con lo que nos costó ponernos de acuerdo en que Franco tiene el culo blanco, ¿para qué lo vamos a cambiar?. En pocas cosas los españoles estuvimos tan de acuerdo alguna vez. El mensaje es claro, compartido y todo el mundo conoce alguna de las varias versiones que hay. Solo basta con hacer una oficial y andando.

¿Que quieren que el himno no evoque ninguna idea política?. Entonces que lo cambien por completo, que al fin y al cabo este himno poco tiene que ver con la democracia. Claro que luego surgiría el problema de escoger a quien le encargamos el nuevo. No, mejor que lo dejen como está.

Como bien dice Antón Reixa: “la mejor letra sería el silencio y lo más diplomático que el himno no tuviera ninguna”.

Read Full Post »