Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9/01/08

Lo he descubierto hace poco por recomendación de mi hermano y la verdad es que me ha gustado mucho.

Sclipo, bajo el lema “comparte tus habilidades”, se presenta como un portal con bastante semejanza con Youtube en su funcionamiento,  pero orientado a enseñar y aprender.  En este portal podermos colgar videos para enseñar a hacer un montón de cosas. Desde como montar un ordenador, hasta como dar masajes, pasando por recetas y trucos de cocina, consejos de decoración o bricolage, etc. y en multitud de idiomas. Claro que como es de suponer, algunos videos resultan más útiles que otros.

Pero bueno, creo que la mejor forma de que veais como funciona es probándolo. Os lo recomiendo.

Read Full Post »

Si me preguntan hace 10 años sobre si en España hay mucho racismo o no, habría respondido que no. Quizá porque entonces no lo había o porque no se hablaba tanto de ello. Sí recuerdo que cuando era pequeño, era normal utilizar apelativos como “gitano” como sinónimo de ladrón o de guarro, pero pensaba que esto ya era cosa del pasado.

Sin embargo, a día de hoy, me parece alarmante la cantidad de comentarios racistas que escucho a diario en mi entorno. Apelativos como monos, yanomamis, sudacas (de mierda),… están al orden del día. Y cualquier incidente en el que estuviera implicado un inmigrante se explica por la sencilla fórmula de “ah, es que era X y con los Xs ya se sabe” o que “todos los X son unos ladrones, que te lo digo yo que lo sé mejor que nadie” (sustitúyase X por gitano, moro, rumano, ecuatoriano,…) .

Por otro lado, parece que para algunas personas los inmigrantes no tienen derecho a revindicar derechos tales como la dignidad de la persona, el derecho a un trabajo digno, sanidad, etc. Si lo hacen, no tarda en salir alguien diciendo “pues si no les gusta, que se vayan a su país, que seguro que allí están mejor”. Lamentable. Me recuerda a las revindicaciones de los Skinheads ingleses en los años ochenta cuando gritaban aquello de “Inglaterra blanca”.

De la misma forma, hace algún tiempo tuve una discusión sobre porqué no se le podía alquilar un piso a un “moro” o a un “sudaca”, lo cual me resulta especialmente sorprendente cuando me consta que las dos personas con las que sostuve esta discusión, tuvieron problemas con el alquiler de un piso en varias ocasiones y todas ellas fueron con blancos. Ya sé que la experiencia personal no debe ser tomada como referencia para este tipo de cosas porque discrimina demasiados datos que podrían ser relevantes a la hora de estudiar el fenómeno, pero en este caso, el único dato contrastable que parecían tener estas dos personas eran los telediarios.

¿Tan lejos nos quedan los tiempos en que los españoles emigrábamos a Argentina, Suiza o Alemania en busca de mejor fortuna?. Reacciones parecidas, aunque quizá no tan extremas, se dieron por aquel entonces. Reacciones que sin embargo, muchos de estos racistas de nueva ola dicen que fué injusta porque “los españoles íbamos a trabajar y estos vienen a vivir del cuento y a robar”.

Supongo que es complicado hacer cambiar de opinión a aquellas personas que mantienen una actitud tal como la que acabo de describir; entre otras cosas porque en muchos casos, ni siquiera se reconocen como racistas ni xenófobos a pesar de serlo. Personas con frecuencia extremistas, cargadas de resentimiento y con más opiniones que razones que se expresan con vehemencia contra los inmigrantes y llegan a enfadarse si no apoyas su “no-racismo” ya que para ellos es lo razonable.

Pero hablando de datos constrastables, el hecho que sí es comprobable y constrastable, es que la inmigración ha salvado la economía de este país durante la última década ocupando puestos de trabajo en sectores de la economía en los que los españoles no estábamos dispuestos a trabajar. Especialmente en aquellos trabajos de temporada, como la recogida de fresas u otras hortalizas que si no fueran ocupados por inmigrantes, habrían producido una crisis en el sector de graves e irreparables consecuencias.

Sin duda, tenemos que dejar de mirarnos el ombligo y buscar una visión de conjunto para poder apreciar y valorar la enorme importancia que la inmigración ha tenido y tendrá en los años venideros para el desarrollo de este país.

El contraejemplo de España, lo tenemos en Suecia. Un país ejemplar en materia de inmigración. Con un 12% de población inmigrante, Suecia ha sabido integrar a la población inmigrante, formándola y adaptándola a su sistema social y económico sin demasiados problemas, demostrando que la inmigración no tiene porque ser un problema si te trata adecuadamente.

Por último, me gustaría recomendar este breve artículo que denuncia cinco ideas falsas sobre la inmigración en España elaborado por la asociación Mágala acoge. Ideas que a menudo son utilizadas por los racistas para atacar a la inmigración.

También es destacable este artículo que analiza el efecto de la inmigración para la economía española hasta 2006.

Read Full Post »